Reiki en Bebés

 

Es un Sistema de Armonización Natural que utiliza la “energía vital universal”, para tratar enfermedades y desequilibrios físicos, mentales y emocionales.

El practicante emite esa energía o fuerza vital a través de sus manos en diferentes puntos del cuerpo.

Cuando se trata de bebés o de niños de corta edad es necesario adaptar las sesiones de acuerdo a su capacidad para quedarse quietos mientras se les imponen las manos. Es mejor que estén dormidos, para que estén más relajados y recibir mejor la energía.

 En el caso de los bebés que sufran el cólico del lactante notarán mucha mejoría. También se aplica como en el inicio de dentición, otitis, trastornos de sueño, etc.

El tiempo de duración es de 20 minutos aproximadamente.

 

Enlace de Interes: Reiki en Bebes y Niños

El beneficio de Reiki en los niños comienza ya en el vientre materno.

Recomendaciones y Advertencias

Todos los Remedios/Tratamientos Naturales se pueden combinar entre sí, ya que lo que funciona con un bebé, puede no funcionar con otro, por lo existirá más posibilidades de calmar al bebé.

Recomendamos estar bien documentado previamente y/o asesorado por los especialistas a la hora de aplicar los tratamientos naturales.

Muy Importante: Que un especialista examine a tu bebé para asegurarse que no existe una condición médica subyacente o algún problema alimenticio que provoque ese estado de agitación (llanto intenso y/o movimientos).