Musicoterapia

 

A los bebés les gustan los sonidos que les recuerdan el rítmico latido de tu corazón, y los ruidos que oían en tu vientre, usandose también se puede usar música relajante o clásica.

La Federación Mundial de Musicoterapia y La Asociación Internacional de Musicoterapia definen:

La Musicoterapia es la utilización de la música y/o de sus elementos (sonido, ritmo, melodí­a y armoní­a) por un Musicoterapeuta calificado, con un paciente o grupo, en un proceso destinado a facilitar y promover comunicación, aprendizaje, movilización, expresión, organización u otros objetivos terapéuticos relevantes, a fin de asistir a las necesidades físicas, psíquicas, sociales y cognitivas.

Tiene como fin desarrollar potencialidades y/o restaurar las funciones del individuo de manera tal que éste pueda lograr una mejor integración intra y/o interpersonal y consecuentemente una mejor calidad de vida a través de la prevención, rehabilitación y tratamiento.

La Musicoterapia puede estudiarse y aplicarse desde diferentes modelos de actuación, los que implicarán a su vez diferentes contextos y modos de acción. Esta mirada nos permite analizar los ámbitos de intervención de la Musicoterapia de una vertiente más integral pues contempla los grupos de usuarios, los contextos físicos y el sentido del trabajo…

Siguiendo esta línea hablamos de diferentes modelos de actuación profesional: Musicoterapia ClínicaMusicoterapia Preventiva y Comunitaria.

El Musicoterapeuta no solo utiliza la música para escucharla y disfrutarla, sino que utiliza sus componentes (melodía, armonía, ritmo, letra…), el cuerpo, el silencio y varias técnicas y recursos para abordar a las personas o grupos, según sus necesidades.

 

 

Recomendaciones y Advertencias

Todos los Remedios/Tratamientos Naturales se pueden combinar entre sí, ya que lo que funciona con un bebé, puede no funcionar con otro, por lo existirá más posibilidades de calmar al bebé.

Recomendamos estar bien documentado previamente y/o asesorado por los especialistas a la hora de aplicar los tratamientos naturales.

Muy Importante: Que un especialista examine a tu bebé para asegurarse que no existe una condición médica subyacente o algún problema alimenticio que provoque ese estado de agitación (llanto intenso y/o movimientos).