Aromaterapia Infantil.

 

Es la sanación mediante aceites esenciales naturales procedentes de las hojas, semillas, flores, madera, raíces o la resina de diferentes plantas. Para un tratamiento de aromaterapia los aceites se aplican sobre la piel en forma de masajes o se inhalan. La aromaterapia, más que tratar la enfermedad en sí, es capaz de contribuir a la relajación, el equilibrio emocional y la mejora del bienestar general, lo que a la vez puede aliviar dolores, estimular el sistema inmune, y no por último ejercer un efecto muy positivo sobre el bienestar psíquico.

Pero los aceites esenciales, más allá de su fragancia, también pueden ser efectivos debido a sustancias con acción medicinal que contienen, ya que durante un masaje sus principios activos se absorben por la piel.

Los aceites esenciales se pueden utilizar solos o combinarse varios que tengan efectos compatibles. Puedes utilizar los aceites de diferentes formas:

  • Para la aplicación sobre la piel los aceites esenciales se tienen que diluir en otros aceites neutrales, como el aceite de almendras, de sésamo o de aguacate. Por regla general, se añade una gota del aceite esencial a 2 ml del aceite base, aunque hay aceites, como el de tomillo y el de estragón, que precisan una dilución mayor para que resulten seguros. Para aliviar los dolores, la mezcla se puede utilizar para dar un ligero masaje en el abdomen y la espalda baja.
  • Para un baño, aplica unas 5-10 gotas del aceite sobre una cucharada de sal marina y añade la mezcla al agua de baño. También se puede utilizar aceite de aguacate o de almendra en vez de la sal.
  • Para la inhalación, se añaden unas gotas del aceite esencial a un tazón de agua caliente, y se inhalan los vapores durante 5 a 10 minutos. 
  • Para ambientar la habitación donde te encuentres, puedes utilizar un quemador de esencias (de estos que funcionan con una vela de té) diluyendo unas gotas del aceite esencial con agua. También existen difusores eléctricos que, conectados a un enchufe, calientan una pequeña almohadilla en su interior sobre la que previamente se han aplicado unas gotas del aceite esencial.

 

En bebés se suele usar los olores que desprenden las flores en una bolsa que al calentarla produce efectos relajantes, siendo los mas usados la Lavanda y Manzanilla.

A cada uno de los aceites utilizados en los tratamientos de aromaterapia se le atribuyen determinadas propiedades que lo hacen especialmente indicado para el tratamiento de ciertas enfermedades.

 

Enlace Interesante - Masaje y Aceite Lavanda

Sinergia entre Masaje y Aromaterapia

Recomendaciones y Advertencias

Todos los Remedios/Tratamientos Naturales se pueden combinar entre sí, ya que lo que funciona con un bebé, puede no funcionar con otro, por lo existirá más posibilidades de calmar al bebé.

Recomendamos estar bien documentado previamente y/o asesorado por los especialistas a la hora de aplicar los tratamientos naturales.

Muy Importante: Que un especialista examine a tu bebé para asegurarse que no existe una condición médica subyacente o algún problema alimenticio que provoque ese estado de agitación (llanto intenso y/o movimientos).