Sección.- Biocidas

¿Por qué elegir una gama completamente natural?

 

Toda evidencia existente, así como el sentido común, nos lleva a una conclusión: las toxinas en la mayoría de los productos comunes son malas para su hijo. Algunas pueden causar problemas de salud a largo plazo, o peor aún, ser fatales. Los hechos:

 

  • 26 segundos después de la exposición a productos químicos tales como productos de limpieza, los rastros de estos productos químicos se pueden encontrar en todos los órganos del cuerpo del bebé. Los productos químicos tóxicos en algunos de estos productos de limpieza comerciales se han relacionado con numerosos problemas de salud, incluyendo asma, dificultades reproductivas, defectos de nacimiento, problemas respiratorios, trastornos neurológicos, enfermedades autoinmunes, enfermedad de Alzheimer, Déficit de atención, Sensibilidad Química Múltiple, y Cáncer.

(Fuente: Healthy Child Healthy World).

  • De los productos químicos que se encuentran comúnmente en los hogares, 150 tienen relación con alergias, defectos de nacimiento, cáncer y alteraciones psicológicas.

(Fuente: Consumer Safety Commission).

  • Más de 7 millones de envenenamientos accidentales ocurren cada año, con más del 75% en niños menores de 6 años!.

(Fuente: Columbia University College of Physicians & Surgeons).

  • Las mujeres que trabajan en casa tienen una tasa de mortalidad 54% mayor por cáncer que las que trabajan fuera de casa. El estudio de 15 años llegó a la conclusión de que era un resultado directo de la tan alta tasa de exposición a productos químicos tóxicos en los productos domésticos!

(Fuente: Toronto Indoor Air Conference 1990).

  • Daños reproductivos: Algunas sustancias químicas de los productos de limpieza se han relacionado con daños en el sistema reproductor, que incluye la disminución de la fertilidad, el cáncer de los órganos reproductivos, aborto espontáneo, nacimiento prematuro, cambios en el comportamiento sexual, cambios menstruales, cambios en el inicio de la pubertad, y otros efectos. Muchos científicos creen que la exposición a sustancias químicas, incluso a niveles muy bajos, puede tener efectos adversos en el sistema reproductivo.

(Fuente: Women’s Voices for the Earth).

 

  • Asma: Los investigadores afirman haber encontrado una relación entre las sibilancias y el asma en los niños pequeños, y el uso de sus madres de productos de limpieza como lejía y ambientador de aire durante el embarazo o poco después del nacimiento. El estudio encontró que las madres aumentaron el riesgo de que sus hijos tengan sibilancias persistentes a la edad de siete años hasta en un 41%.

(Fuente: Universidad de Bristol).

Fuente: Nuby

¿Qué hay en un chupete?

Los chupetes pueden estar contaminados con gérmenes dañinos que van desde Staphylococcus aureus y neumonía Klebsiella hasta moho, según un estudio presentado en la Reunión Anual de 2012 de la Sociedad Americana de Patología Clínica (ASCP).

En un chupete contaminado crece una biopelícula, una capa viscosa de bacterias que altera el equilibrio microbiano normal de la boca y es particularmente resistente a los antibióticos, según dijeron los investigadores. Las biopelículas pueden generar inflamación que a su vez puede aumentar el riesgo de desarrollar cólicos o infecciones de oído, y son causadas por bacterias causantes de alergias, asma y enfermedades autoinmunes. (Fuente. “Calmante pero no sanitario. Estudio: Los chupetes están llenos de estafilococos y otros gérmenes”, Sociedad Americana de Patología Clínica, 2012).

Los investigadores cogieron 10 chupetes usados y los compararon con siete nuevos chupetes, nunca utilizados. El resultado: cinco de los chupetes utilizados fueron ligeramente contaminados con bacterias y hongos, mientras que los otros cinco fueron fuertemente infectados, con niveles de hasta 100 millones de unidades formadoras de colonias (UFC) por gramo. En total, se detectaron 13 tipos de hongos y 40 tipos de bacterias en los chupetes utilizados. También se encontraron cuatro tipos diferentes de bacterias estafilococos, incluido el MRSA, una superbacteria resistente a la meticilina y antibióticos similares. Además del Staph, (estafilococo áureo), una bacteria que puede causar infecciones de la piel, como forúnculos o dermatitis y hasta meningitis y neumonía. Dado que el sistema inmunológico de un niño no está totalmente desarrollado hasta los 6 a 12 meses de edad, se debe asegurar de desinfectar el chupete para evitar cualquier problema. (Fuente: Chupetes Teem con estafilococos y otros gérmenes, Lisa Collier).

¿Qué hacer cuando al bebé se le cae el chupete?

Cualquier chupete que se sale de la boca del bebé, no importa dónde caiga, se debe limpiar. No trate de limpiar el chupete poniéndolo en su boca, ya que sólo va a añadir más bacterias a las ya presentes en el chupete. Ahora hay una solución para limpiar fácilmente los chupetes, las pezoneras, mordedores, cucharas, y todos los demás objetos que están en contacto con la boca del bebé: Las toallitas para chupetes y mordedores de Nûby™ Citroganix™ están diseñadas específicamente para ser 99,999% eficaces contra las bacterias.

Estas toallitas son completamente naturales, y no necesitan aclarado, así que son perfectas para llevar al salir de casa. Tienen un olor natural a vainilla para que el niño pueda aceptarlas sin problema.

Puede adoptar las mismas pautas para chupetes, cucharas, juguetes y todo lo que el bebé pone en su boca.

Más Información

Página Oficial Nuby