El intestino grueso y colón contiene millones de bacterias con virus, hongos y células en perfecta convivencia equilibrada llamada “Microbioma”.

La alteración de este equilibrio tiene consecuencias más o menos graves para la salud y cada vez más investigadores y médicos consideran que su desequilibrio (Disbacteriosis o Disbiosis intestinal) es el origen de numerosas enfermedades como el Asma, Alergias, Diverticulitis, Colitis Ulcerosa, Enfermedad de Crohn, Alzheimer, Eczema infantil, Obesidad, Diarreas, Estreñimiento, Hipertensión, Enfermedades autoinmunes, Diabetes hasta el Cáncer.

  • Los probióticos son los encargados de mantener ese equilibrio y se definen como microorganismos vivos (bacterias) con propiedades beneficiosas. Tenemos millones de bacterias probióticas siendo las más conocidas los Lactobacilos y las Bifidobacterias. En conjunto constituyen la Flora intestinal.
  • Los prebióticos con hidratos de carbono no digeribles ricos en fibra y que al fermentar en el intestino estimulan el crecimiento de los probióticos que ayudan a la digestión y eliminan microorganismos patógenos.

 Los Fructooligosacáridos (FOS) de las frutas y vegetales frescos, legumbres, frutos secos.

Los Galactooligosacaridos de la leche animal y materna.

La leche materna contiene 200 tipos diferentes y la leche animal apenas contiene 10 y de diferente estructura molecular, el organismo no los reconoce como propios siendo una de las causas que se barajan de alergias, cólicos, bronquitis, diarreas, eczemas, en los niños.

En numerosos estudios se ha comprobado que la flora intestinal de los bebés  que se alimentaron con leche materna es diferente de los que lo hicieron con leche maternizada, ya que estos sufrieron numerosas diarreas, vómitos y eczemas. 

El bebé nace sin flora intestinal obteniéndola de la madre en el canal del parto y de la leche materna, en los primeros meses, y es de tal importancia que hasta el punto que puede condicionar su salud en el futuro. De ahí, la importancia de la lactancia materna como cimiento de un bebe sano y feliz.

Las leches maternizadas elaboradas con leche de vaca a la que se añade FOS de origen vegetal nunca serán un sustituto de la leche materna.

Funciones de la flora intestinal:

  • Ayudan a recalibrar el sistema inmunológico: El 80 % del sistema inmunológico radica en el tracto digestivo y es clave para el bienestar general.
  • Impactan positivamente el estado de ánimo y la función cerebral.
  • Ayudan a mantener la salud del tracto urinario y la salud vaginal (en las niñas), al ayudar a mantener saludables las poblaciones de bacterias.
  • Barrera intestinal de gérmenes y tóxicos de los alimentos Basura (Los procesados, Azucares refinados ) evitando que alcancen el torrente circulatorio.
  • Síntesis de Vitaminas B y K2.
  • Reducción del colesterol y de la Obesidad al regular la absorción de grasas.
  • Disminución del riesgo Cáncer de Colon.

¿Cómo se afecta nuestra flora intestinal?

  • Alimentos contaminados de gérmenes, conservantes, pesticidas agrícolas, transgénicos, exceso de azucares refinados.
  • Exceso de antiácidos, antibióticos, quimioterápicos. 
  • Envasados con plásticos tóxicos del agua y comida (Bifenoles, PCBS, Estirofoam, Papel de aluminio).
  • Alimentos cocinados a altas temperaturas (más de 120º C) en el horno, brasa, microondas, fritos.
  • Exceso de radiaciones electromagnéticas (móviles, wifi, electrodomésticos, radioterapia, scanner).

¿Cómo mantener sana la flora intestinal?

Estamos sumergidos en un mar de tóxicos desde la alimentación, contaminación ambiental, el estrés, la ignorancia en cómo mejorar la salud, falta de responsabilidad en mantenerla reforzado por el marketing exorbitado de consumir con el único interés de obtener beneficios monetarios.

Considero que nunca es tarde para coger las riendas de nuestra salud, puesto que, a pesar de que tenemos un presupuesto en sanidad del 40% del PIB estamos más enfermos que nunca porque el terreno (nuestro organismo) no está bien cultivado ni abonado.

Los alimentos fermentados son considerados como un superalimento porque aportan niveles de probióticos más elevados que los suplementos que hay en el comercio o yogures con probióticos añadidos.

Los alimentos ricos en prebióticos son el polvo de la raíz de Achicoria de uso culinario como sustituto del café que puede llegar a tener hasta un 65% de prebiótico, la raíz del diente de león que contiene 24%, el ajo y las cebollas el 10%, el trigo integral y verduras, frutas y semillas un 5%.

En resumen, la calidad de nuestra alimentación en básica para mantener o recuperar nuestra salud como decía el padre de la medicina Hipócrates :

Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”

Enviado por: Ana F. PEREZ

Bibliografia: Rev. Discovery Salud. Nº 188.Dic.2015

Fermentación Lactea

Fuente: Wikipedia

Enlace de Interés - Nutrición

Si “somos lo que comemos” es importante saber cómo contribuyen ciertos alimentos a mejorar la salud. 

Enlace de Interés - Dr.Mercola

Consejos para la Fermentación en Casa